MENUDA HORA

El programa de los niños autorizado para todos los públicos

Get Adobe Flash player

Siguenos en Facebook


Historia

¿Qué es Menuda Hora? Aunque nació con otro nombre, este programa de niños hecho por niños tiene a sus espaldas más de 25 años de historia. Y surgió en el norte y como allí se come tan bien ha recibido nombres tan gastronómicos como La Merienda Informativa o Desayuna si Puedes. El actual juega con la duración del mismo y con el doble sentido que podemos hallar en la palabra "menuda". Además teníamos que buscar un nombre que fuera bien al programa se emitiera a la hora que fuera, sin hacer referencia a mañana o tarde.

Su responsable, diplomado en Magisterio, Jose A. Laboreo entró de rebote en el mundo de la radio en 1990 (curiosamente acompañado de niños) y allí sigue con el mismo espíritu del principio. 

MENUDA HORA es más que un programa, se trata de un proyecto educativo que acerca el mundo de la comunicación a los escolares y los hace protagonistas de las ondas. Un trabajo que refuerza la labor docente en materias como la lectura, la expresión oral y la escritura y que ha contado con el apoyo de numerosos centros escolares. De hecho más de 3000 voces han pasado por el programa e incluso algunas, años más tarde, han continuado en el medio.

A diferencia de otros programas infantiles, aunque la verdad es que existen muy pocos que podamos calificar como tales, éste no lo protagonizan los adultos, sino que los propios niños toman las riendas del programa y eso se nota por la frescura del mismo.

Posiblemente el oyente escuche saturaciones, equívocos e incluso en ocasiones el audio no ofrece la calidad deseada, pero es que muchos de los apartados y grabaciones se realizan en los propios centros, lo que dificulta su calidad sonora, pero nadie puede negar la frescura, la ilusión y entrega de estos niños en todo lo que hacen.

¿Qué encontramos en esa hora? 

Realmente de todo porque el objetivo es que ellos aprendan y sobre todo se diviertan y cuando eso se consigue esa "buena onda" se transmite. Y ellos cuentan chistes, leen poemas, nos ofrecen adivinanzas, presentan música o nos interpretan cuentos. También se cuidan otros aspectos más educativos, con pequeños apartados dedicados a las curiosidades, la naturaleza, la sociedad... sin olvidar a los que alguna vez fuimos niños, espíritu que tratamos de recuperar en una sección que nos habla de grupos como Parchís o Botones, que aviva el recuerdo de series como Marco o Mazinguer Z o que nos recuerda aquellos juguetes de siempre como el Cine Exin o los Argainboys.

Es cierto que todos los programas duran una hora, pero cada uno es un mundo diferente abierto a todos aquellos cargados de imaginación y con un niño aún guardado en su interior.